Detección del cáncer de mama en sus primeras etapas

El objetivo es encontrar la enfermedad antes de que se presenten los síntomas.

Autoexamen
Actualmente, el cáncer de mama se puede combatir y son muchas las mujeres que le ganan a esta enfermedad: para esto, es clave detectarlo a tiempo porque cuanto antes se detecte, mayores serán las posibilidades de un tratamiento exitoso. 
 
Por esa razón se recomiendan los controles médicos periódicos con el propósito de lograr una detección temprana para poder incrementar las probabilidades de conservar la mama y curarse. 
 
La recomendación profesional indicará los estudios necesarios de acuerdo a los antecedentes personales y familiares, y la edad de cada persona; podrá tratarse de una mamografía o un estudio de rayos X -son los mejores métodos para encontrar tumores cuando aún son tan pequeños que no pueden ser palpados-.
 
Es necesario prestar especial atención a los siguientes cambios en las mamas: 
 
* Bultos
* Hundimientos
* Venas dilatadas
* Cambios de color y temperatura
* Contornos irregulares
* Secreciones y/o hundimiento del pezón. 
* Guía para realizar la autoexploración de mamas. 
 
Según indica la Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer (CHLCC), existen varios factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de contraer esta enfermedad:
 
* Cáncer de mama previo.
* Madre o hermana con cáncer de mama
* Tener más de 50 años de edad.
* No tener hijos.
* Embarazarse por primera vez luego de los 30 años.
* No amamantar.
* Menopausia tardía.
* Terapia de reemplazo hormonal.
 
Por otra parte, también se explican las acciones que ayudan a disminuir el riesgo y son las que aparecen a continuación:
 
* Evitar la obesidad
* Realizar actividad física
* Reducir al máximo el consumo de alcohol.
 
Hay cambios en el estilo de vida que puedes hacer para reducir el riesgo. Las investigaciones muestran que los cambios en el estilo de vida pueden disminuir el riesgo de cáncer mamario, incluso en mujeres de alto riesgo. 
 
* Limita el consumo de alcohol. 
 
* Mantén un peso saludable. Si tienes un peso saludable, mantenlo. Si necesitas perder peso, pregúntale a tu médico acerca de estrategias saludables para lograrlo. Reduce la cantidad de calorías que consumes a diario y aumenta lentamente la cantidad de actividad física.
 
* Llevar una dieta saludable podría reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, así como la diabetes, la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular. 
Por ejemplo, optar por las grasas saludables, como aceite de oliva, erradicar la  manteca, consumir pescado en lugar de carne roja; frutos secos mixtos, frutas, verduras, cereales integrales, legumbres.
 
 
* Haz actividad física. La actividad física puede ayudarte a mantener un peso saludable, lo que ayuda a prevenir el cáncer de mama. La mayoría de los adultos sanos deben tener como objetivo al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa a la semana, más entrenamiento de fuerza al menos dos veces por semana.
 
 
* Amamanta. La lactancia materna podría desempeñar un papel en la prevención del cáncer de mama. Cuanto más tiempo amamantes, mayor será el efecto protector.
 
* Limita la terapia hormonal posmenopáusica. Habla con el médico acerca de los riesgos y beneficios de la terapia hormonal. Es posible que puedas controlar los síntomas con terapias y medicamentos no hormonales.
 
* Consume antioxidantes. Primero debemos hablar de los radicales libres, que son compuestos químicos que tienen la capacidad de dañar nuestras células si están en altas concentraciones en nuestro cuerpo.
 
Los antioxidantes son sustancias que neutralizan los radicales libres, y así impiden que nos dañen. Los antioxidantes están presentes en frutas, verduras y cereales. Algunos alimentos ricos en antioxidantes son: melón, zanahoria, mango, durazno, pimientos, pomelo, tomate, repollo colorado, espinaca, palta, semillas y nueces. Algunos tipos de té, como el té negro y el té verde son ricos en antioxidantes.
 
 
¡Recordá que tu salud está en tus manos!
 
 
A tener en cuenta: 
 
* El cáncer de mama no siempre presenta síntomas en sus primeras etapas.
* Más del 70% de las mujeres que desarrollaron cáncer de mama no tenían antecedentes familiares de cáncer de mama.
* El cáncer de mama detectado a tiempo es curable.
 
 
Carla Bella
Gerente de RSE
 

Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama

Hable con nosotros More
Whatsapp